La patrulla del parque al rescate

Una bella mañana una mariposa por el parque flotaba, al ver que volar no podía decidido mejor pedirle ayuda a una amiga.

A lo lejos podías visualizar un grupo de mariposas patrulla volar, las cuales pudieron escuchar los gritos de ayudas proveniente de parque loca.

-¿Porque no puedes no puedes volar querida mariposa? – preguntaron las mariposas patrulla.

-Me eh mojado las alas con el dulce Rosio de la mañana, y desde ese momento no eh podido emprender el vuelo nuevamente-.

-Ese si que es un gran problema. Déjanos este asunto a nosotras y lo solucionaremos de inmediato-. Dijo con confianza la líder de la patrulla.

Al terminar su oración la patrulla entro en acción, el grupo de mariposas empezó a agitar sus alas con un gran fervor y a los segundos un poderoso aire se abalanzo.

Con unos simples aleteos la mariposa ya pudo volar de nuevo, sus alas habían sido completamente secadas por la poderosa corriente de aire.

Por fin de una vez por todas la mariposa que, por el parque rondada, pudo emprender el vuelo de nuevo a casa.

-Muchas gracias patrulla mariposa, son las mejores-. Dijo la dulce mariposa mientras a lo lejos se alejaba.

-No hay de que- dijeron las integrantes de la patrulla,-para eso estamos-.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *